Arte Subastas Bilbao

Lote 0084

HIGINIO BASTERRA
(Bilbao, 1876 - 1957)
"El despertar del obrero"
Mármol
114 x 103 x 40 cm

Precio de salida: 15000€

escultura HIGINIO BASTERRA

Extra info

Este destacado grupo escultórico es la versión definitiva en mármol de la obra que Basterra presentó en la Tercera Exposición de Arte Moderno, celebrada en las Escuelas de Berástegui de Bilbao entre el 17 y el 31 de agosto de 1903. En dicho certamen presentó su modelo en yeso titulado El despertar del Obrero, que según las crónicas de la época consistía en un “boceto de pedestal para reloj”. La presente obra es un buen ejemplo de la dignificación y la exaltación del trabajo obrero que a finales del siglo XIX y principios del siglo XX llegó a convertirse en una importante tendencia artística en Europa. Los problemas sociales de las ciudades industriales y sus diarios contrastes y desigualdades fueron objeto de creación de numerosos autores, tanto literarios, como artísticos. Bizkaia y Bilbao, como importantes focos industriales, no fueron ajenos a esta situación y contaron con artífices que abordaron brillantemente esta dura realidad. En el terreno de las artes plásticas, tanto pintores como Aurelio Arteta o Alberto Arrue, como los escultores Quintín de Torre o Higinio Basterra, llegaron a realizar obras relacionadas con el drama obrero y el singular mundo que les rodeaba. Al respecto, poco se conoce de esta faceta de Basterra, quien actualmente es más conocido por sus numerosos retratos de la burguesía vizcaína y por varios ejemplos notables de escultura funeraria. Sin embargo, durante sus inicios, estos asuntos relacionados con el proletariado supusieron uno de sus temas más recurrentes, como lo demuestra la presente obra o el bronce que recientemente subastamos titulado Los barrenadores. Higinio Basterra disfrutó durante el cambio de siglo de varias pensiones artísticas para desarrollar su formación en Roma y París. Sin duda, fruto de estas estancias su obra se vio fuertemente influenciada, tanto por los ejemplos de maestros clásicos como Miguel Ángel, como muy especialmente por destacados escultores de la época como el belga Constantin Meunier (1831-1905), máximo representante de la escultura de temática obrera, como los franceses Denys Puech (1854-1942) o el prestigioso Auguste Rodin (1840-1917), de quien se afirma incluso que fue alumno en la Académie Julian. Su obra puede encontrarse en numerosas colecciones privadas, pero también en el Museo de Bellas Artes de Bilbao, Museo de Bellas Artes de Álava y en la Diputación Foral de Bizkaia.